Cómo elegir el mueble de la televisión

Elegir el mueble de la televisión es casi tan importante como elegir esta, ya que debes pensar en uno que combine con el resto de la estancia y se adapte plenamente a tu televisión. Por ello, presta atención a las siguientes cuestiones sobre cómo elegir el mueble de la televisión.


La tecnología y el diseño avanzan de la mano, y por ello cada vez es más común encontrarnos televisiones más ligeras, planas y grandes. No solo son importantes por su función visual, sino también porque aportan un valor añadido a tu decoración. Aunque ahora estas televisiones pueden colgarse en las paredes, sigue siendo común utilizar un mueble donde apoyarlas. Y elegir este mueble es una tarea a la que le debes prestar mucha atención si quieres crear un ambiente agradable en tu estancia. Por eso, nosotros os traemos una serie de cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de elegir el mueble de la televisión.

Visión general del espacio

vision general

El primer paso a tener en cuenta a la hora de elegir el mueble de la televisión es el espacio del que disponemos para colocarlo. Si el salón es grande, podemos elegir entre muchas posibilidades, aunque el más común es utilizar una librería y dejar un hueco en medio para la tele. Aporta un toque rústico y acogedor a tu estancia. En cambio, si tenemos poco espacio para este mueble, lo mejor es utilizar un estilo más minimalista y añadir un mueble bajo, de colores básicos o madera; o bien una mesita auxiliar. Incluso si no tienes espacio para muebles, puedes alicatarla a la pared.

Tomar medidas

tomar medidas

Antes de elegir el mueble, vamos a tener que tomar medidas a la tele, ya que está debe poder adaptarse plenamente al punto de apoyo. También hay que tener en cuenta la calidad del mueble, ya que este debe ser resistente a gran peso.  Y si pensamos en proporciones y equilibrio, siempre es mejor que el mueble tenga un tamaño acorde a la televisión.

La altura

altura

La altura del mueble es otro aspecto a tener en cuenta ya que condiciona el visionado de los espectadores. Por ello, procura que el mueble esté a la altura de los ojos cuando estás sentado en el sofá. Ello supone unos 80-100 centímetros, teniendo en cuenta la media de las medidas de cada uno. Aunque, si pasas de esta altura, debes tener en cuenta la distancia con el sofá: cuanto más alto sea el mueble, mayor distancia deberá haber con el sofá.

Colocación

colocacion

También es importante saber cómo tenemos que colocar ese mueble: lo ideal es que se incorpore a tu salón perpendicular a la luz natural o alejado de las ventanas, para evitar reflejos. Y el estilo de mueble que utilices, así como el lugar donde lo ubiques, marcarán un antes y un después en la decoración de tu salón.

La decoración

decoracion

El mueble que escojas debe seguir el mismo estilo decorativo del resto de la estancia. Así aportarás equilibrio y elegancia. Y según el estilo de tu salón, generaremos unos ambientes u otros: para ambientes más sofisticados, elige un mueble minimalista con líneas rectas; para salones clásicos, opta por piezas de gran tamaño y de madera; si tu estancia tiene un tono más rústico, un mueble de madera siempre es un acierto; y si tu salón tiene un aire más natural, elige un mueble más curvo o en tonos más claros o verdes.

Accesorios

accesorios

Piensa también todos aquellos accesorios que van a decorar el mueble. Según el estilo de tu estancia, te recomendamos que utilices uno u otro. Por ejemplo, si tu salón tiene un estilo escandinavo, añade un jarrón retro. Si prefieres un ambiente más elegante, las lámparas metalizadas son el accesorio perfecto. Otra buena opción si utilizas un mueble con estantería incorporada son los libros. Estos aportarán ese toque clásico y rústico a tu salón. Las plantas también son una opción para aportar ligereza y pureza a tu hogar.

Y es que el el mueble de la televisión es un elemento indispensable en nuestro salón, no solamente por su funcionalidad, sino también por ser un elemento más en decoración con el que jugar.  Por eso, si estás pensando en renovar tu mueble de la televisión, y no sabes donde acudir, nosotros somos tu tienda de confianza. Más de 35 años nos avalan…

¡¡Ven a visitarnos!!

 Fuente fotográfica: Pinterest

Consejos para utilizar el blanco en tu casa

El color blanco tiene muchas ventajas en lo que respecta a la decoración de tu casa: nunca pasa de moda, su coste es barato, es fácil de aplicar en paredes, aporta luminosidad y elocuencia a tu casa…


Aunque ten cuidado, ya que en exceso o mal colocado, puede resultar un desastre. Y como siempre es mejor prevenir antes que curar, Hoy en Muebles Julio García queremos darte una serie de pautas que debes tener en cuenta si quieres obtener un buen resultado con este color. Si nos haces caso, tu casa lucirá mejor que nunca… ¿Apostamos algo?

  1. La luz

Presta atención a la luz tanto natural como artificial, ya que el blanco es el color que mejor la refleja, y puede convertir cuartos sombríos en estancias luminosas y agradables. Aunque tampoco te pases, pues a veces una iluminación intensa puede deslumbrarte. Si ello ocurre, lo mejor es utilizar ventanas opacas que difuminen este exceso, o, en caso contrario, utilizar un blanco roto o crema para la pared.

Tienda de muebles en salamanca

  1. El acabado

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de pintar tus paredes de blanco es el acabado. Según el efecto que quieras aportar a tu estancia, debes utilizar uno u otro:

  • Si quieres aportar un toque de elegancia a tu casa, escoge un acabado mate. Este, además de aportar sobriedad, es perfecto para disimular todo tipo de imperfecciones.
  • Otro acabado a elegir es el satinado que, aunque no es el más usado, lo cierto es que es más resistente y lavable, lo que lo hace ideal para utilizarlo en zonas de mucho paso o que necesiten una limpieza frecuente, como la cocina o el baño.
  • Como último consejo, aplica una primera capa de imprimación a las paredes fabricadas con materiales porosos o que hayan sido pintadas anteriormente con colores muy intensos.

tienda de muebles y electroomésticos

  1. El entorno

El entorno es otro aspecto primordial a la hora de utilizar el blanco en tu casa. Si tienes la suerte de contar con buenas vistas o zonas muy luminosas en tu casa, el blanco es el color al que le puedes sacar más partido. Para que tu estancia resulte más grande o luminosa, lo mejor es combinar el blanco con muebles de colores y texturas característicos del paisaje que te rodea: si tu casa está frente al mar, utiliza colores azules o marrones; si está en la montaña, combina tu blanco con una madera que recuerde a un bosque…

El objetivo es hacer que tu casa esté, además de atractiva, en contexto.

muebles de calidad en salamanca

  1. Aporta textura

Para dar a tu casa una sensación de amplitud, utilizar muebles y paredes en blanco es otro de los consejos que debes seguir si quieres utilizar el blanco en tu casa. Aunque si tu estancia resulta demasiado monótona, aporta textura y otros colores más llamativos a objetos como alfombras, cortinas o cojines.

Ello eliminará la neutralidad o tristeza a la casa y aportará dinamismo a la vez que un toque acogedor.

muebles salamanca

  1. Imperfecciones

El blanco es el color perfecto para cubrir imperfecciones. Por ello, si tu pared es blanca, está desgastada y tiene alguna zona dañada, puedes retocarla sin que apenas se note. Ello supone una ventaja para el blanco, ya que, si fuese otro color, sería mucho más difícil reproducir ese mismo tono, sobre todo si la pared está decolorada.

Y, además,  si se da el caso de que tus paredes han sido pintadas con colores muy intensos, debes utilizar una pintura blanca de calidad y que cubra lo suficiente para ahorrarte tiempo de trabajo.

decoración hogar

  1. Utiliza el blanco para destacar otros objetos

Si lo que quieres es llamar la atención de algún objeto, combinarlo con el blanco es la mejor opción. Destaca cuadros, lámparas, alfombras, sofás, textiles… Siempre que estos sean combinados con el blanco. Este tiene la facilidad de cambiar por completo la atmósfera de la casa de una forma muy simple.

tienda de muebles

  1. Un blanco para cada situación

Dependiendo del tono, la textura o el color con el que lo vayas a combinar, el blanco puede darle a tu casa diferentes estilos:

  • Si quieres crear espacios elegantes o más serenos, utiliza un blanco marfil que invite a la relajación. Combina este con el color negro para conseguir un ambiente clásico.
  • Si tu estancia recibe una gran cantidad de luz del sol, lo mejor es un blanco azulado que refresque la casa.
  • Si buscas un efecto deslumbrante y vanguardista, opta por el blanco nuclear.
  • Y si lo que quieres es llamar la atención de tus huéspedes, elige un blanco que contenga pequeños toques de gris perla. Ello hará que tus paredes u objetos no pasen desapercibidos.

comprar sofas salamanca

Y es que el color blanco siempre es un gran aliado dentro del mundo del mueble y la decoración. Por eso, si estás pensando en decorar tu casa, comprar muebles, y no sabes donde acudir, nosotros somos tu tienda de confianza. Más de 35 años nos avalan…

¡¡Ven a visitarnos!!